lunes, 25 de marzo de 2013

El contrato, de Catherine Bybee (sin spoilers)




Wife by wednesday
Año: 2013
Autora: Catherine Bybee
Editorial (edición española): DeBolsillo
Traductor/a: Sheila Espinosa Arribas
Género: romántica/erótica
Sinopsis: Según el testamento de su padre, Blake necesita estar casado un año entero para poder heredar la fortuna familiar, así que recurre a Samantha, encargada de una empresa de búsqueda de parejas, para que le ayude a casarse. Pero aish, acaba pidiéndole a ella que sea su mujer de conveniencia. ¿Será tan fácil como esperaban? Seguro que no...
Puntuación: 3/5

Las primeras páginas de este libro prometían mucho porque me parecía algo diferente a todo lo que he estado leyendo de erótica. El principio partía de una premisa atractiva y la trama se desarrollaba de manera impecable, la protagonista femenina era interesante porque tenía carácter y plantaba cara al engreído ricachón, y oh, milagro, ¡sucedían cosas en la trama! Cosas intrigantes y de verdad, a diferencia de muchas novelas de este tipo en las que no sucede absolutamente nada. ¡Y agarraos! La autora conoce el significado de la palabra "elipsis temporal". La verdad es que no se podía pedir nada más, lol.

Me estaba gustando tanto lo que estaba leyendo que ya había decidido darle el máximo de puntuación; hasta que llegué hacia la mitad, aproximadamente. Todo lo bueno que tiene al principio se pierde en la segunda parte; la trama se vuelve cursi y aburrida, el ritmo se ralentiza, y Samantha se atonta y se convierte en la típica pedorra de novela romántica. Al final, todo lo que prometía se queda en agua de borrajas. La verdad es que podría haber sido una muy buena novela, pero en la segunda parte pega un bajón argumental y para mí perdió todo interés. Una lástima, en serio. Hay que decir que es más erótica que porno, y más romántica que erótica; tampoco hay dominación o BDSM por ninguna parte, así que si no sois muy dadas a la pornografía literaria quizá esta sea de vuestro agrado (y al contrario, si sois muy dadas a la pornografía literaria, quizá esta no sea de vuestro interés porque es muy light todo). 

No me ha gustado demasiado porque se me ha acabado haciendo muy ñoña, pero hay algo que me ha parecido curioso. Buscando imágenes para colocar en la cabecera me he encontrado con la portada de la versión original, que dicho ya de paso, se llama Bride by Wednesday. Comparad ambas versiones (título incluido) y juzgad vosotras mismas si con la española no han hecho una gran campaña de marketing. Al menos eso lo tiene, porque vamos, la versión original no me la hubiera comprado jamás.



5 comentarios:

  1. Esto es un claro ejemplo de como cincuenta sombras de grey y su portada han cambiado el genero erótico y el romántico. Todo lo que tenga un poco de porno lo ponen con una portada austera y oscura y wala, ya tienes un libro más del boom que esta viviendo el genero.
    PD: M., deja de leer porno!!! XDDD prueba con algo más!!!

    ResponderEliminar
  2. Nos van a excomulgar el blog.

    Por cierto, sabes qué libro megaesperado sale hoy? Jeje.

    ResponderEliminar
  3. Pideme lo que quieras ahora y siempre. Te lo vas a leer, muy a tu pesar, así que ya dirás.

    ResponderEliminar
  4. No soy mucho del rollo de los tríos y compartir tu pareja, etc. pero debo admitir que Megan Maxwell se ha lucido cambiando las preferencias sexuales del protagonista. Eric en vez de estar metido en el asunto del BDSM (como curiosamente TODOS o casi todos los protagonistas que han surgido después de Christian Grey), le gusta practicar otro tipo de sexo y aunque no me guste como he dicho anteriormente, igual terminaré la saga sólo para saber qué ocurre jaja.

    ResponderEliminar
  5. A mí no me gusta el intercambio de parejas tampoco, me llama cero. El BDSM sí que me gusta.

    ResponderEliminar